Transaher ya ha empezado a operar en su nueva nave de crossdocking de Alicante.

Estas nuevas instalaciones de casi 6.000 m² de superficie constituyen un punto estratégico del Levante que le permitirán al operador responder al crecimiento que está experimentando la provincia.

Con esta inversión, que ha supuesto la compra del suelo y la construcción de la nave en propiedad, Transaher mantiene su apuesta para seguir consolidando su red y optimizar tiempos y recursos.

La nueva instalación consta, en total, de 60 muelles para vehículos ligeros y pesados que contribuirán a agilizar la operativa de repartos y descargas nocturnas. La plataforma incorpora tecnología avanzada para el cubicaje y pesaje automático de palets, así como de un clasificador para paquetería.

Así mismo, la instalación cumple con altos estándares de sostenibilidad, en línea con la política de la empresa, con desarrollos para reducir su consumo energético, gracias al uso de iluminación led, control de calefacción y de aire acondicionado.

Cuenta con instalación fotovoltaica en cubierta, aislamiento térmico, domótica y decoración con vegetación autóctona, entre otras características medioambientales. En este contexto, el operador trabaja en la renovación o reconversión de toda su flota, especialmente de la que realiza servicios en entornos urbanos.