El accionista único de Transportes Urgentes de Plasencia, ejerciendo las funciones de la junta general, adoptó el pasado 30 de septiembre la decisión de aprobar la escisión parcial de la compañía.

De esta manera, la empresa traspasará, sin extinguirse, en bloque por sucesión universal una parte de su patrimonio social a Hermamatrans, sociedad de nueva creación, mediante transmisión a título universal.

Por otra parte, Transportes Urgentes de Plasencia continuará desarrollando la actividad de mensajería al amparo del contrato de franquicia suscrito con Seur, de acuerdo con los términos y condiciones del proyecto de escisión.

Así pues, la nueva Hermatrans se hará cargo de la rama de actividad escindida consiste en el transporte de mercancías por carretera, con todos los activos y pasivos afectos al desarrollo de esta labor.

Transportes Urgentes de Plasencia, fundada en 1986, tiene su sede en el polígono industrial de la localidad cacereña de Plasencia.

Hasta su escisión, la compañía disponía de una flota de 39 vehículos, de los cuales una decena son camiones, que ahora pasarán a ser gestionados por Hermamatrans, mientras que el resto son unidades dedicadas al transporte ligero de mercancías, que de acuerdo con el proyecto de escisión permanecerán bajo el control de Transportes Urgentes de Plasencia.