Uno de cada diez compradores ‘on-line‘ europeos prefiere recibir los pedidos que realiza por Internet a través de taquillas inteligentes. Esta opción es cada vez más popular en Europa y está arrancando con fuerza en España, donde se espera un gran crecimiento en los próximos años, según recoge el barómetro eShopper de Seur.

En concreto, un 4% de los compradores españoles prefiere recoger sus pedidos en una consigna de este tipo en el momento que más le convenga, lo que ha llevado al operador a aliarse con la red de taquillas Pudo para facilitar esta clase de entregas.

Los clientes podrán elegir para la recogida cualquiera de sus ‘lockers‘ del territorio nacional, donde suma más de un centenar, principalmente repartidos por Madrid y Barcelona. Con este paso, el grupo inicia su reto de duplicar sus puntos de conveniencia, que pasarán en 2019 de 1.400 a 2.600, repartidos entre tiendas y taquillas.

Además, el consumidor, cada vez más exigente, tendrá nuevas facilidades para la recepción de sus compras, con lo que aumentará su satisfacción respecto al proceso de entrega en la última milla.