Un año después de que el portacontenedores ‘Ever Given‘ quedara encallado en el Canal de Suez, bloqueándolo durante días, su gemelo, el ‘Ever Forward’ ha corrido la misma suerte, pero esta vez en el Maryland, Estados Unidos.

El buque de Evergreen abandonó el domingo por la noche el puerto de Baltimore para dirigirse hacia Norfolk, Virginia, pero quedó encallado en la bahía de Chesapeake. En este caso, por suerte, el buque no está dificultando el tránsito de otras embarcaciones.

El portacontenedores, de 11.850 TEUs de capacidad, se encontraba atravesando lo que se conoce como el Canal de Craighill, de unos 15 metros de profundidad, cuando se produjo el incidente. No obstante, desde la Guardia Costera de Estados Unidos han confirmado que el buque se desplazó, no se sabe por qué, hacia unas aguas de 7,5 metros de profundidad cuando necesita alrededor de 13.

En este momento, se están investigando las causas de lo ocurrido y un equipo de salvamento se ocupará de remolcar el buque hasta un lugar seguro. Afortunadamente, no ha habido que lamentar heridos ni ningún daño, aunque se ha pedido a las embarcaciones que navegan por la zona que disminuyan su velocidad cuando sobrepasen al ‘Ever Forward‘.