El escoramiento de un megaportacontenedores de Evergreen a la altura del kilómetro 151 del canal de Suez ha supuesto el bloqueo de esta estratégica vía marítima de comunicación desde el pasado martes 23 de marzo.

Las malas condiciones meteorológicas, con fuertes rachas de viento, parecen estar detrás del incidente que ha provocado que el ‘Ever Given’ haya quedado varado en diagonal mientras cruzaba la vía desde el Océano Índico, de camino al Mediterráneo y con destino final en Rotterdam, donde debería arribar el 31 de marzo, según está previsto.

Desde entonces, seis remolcadores participan en las labores para intentar devolver a la navegación el barco de 400 metros de eslora y 59 de manga, con capacidad para transportar 22.388 TEUs. Dos de ellos actúan por el norte y cuatro por el sur, para intentar echar a un lado la embarcación y así facilitar el tránsito a la mayor brevedad posible.

La intención es liberar cuanto antes el paso por el canal de Suez, con más de un centenar de buques a la espera de cruzar la vía, con consecuencias importantes en cuanto a retrasos en los suministros de mercancías procedentes del sureste asiático a los mercados europeos.