El accidente ha ocurrido hacia las 18 horas cuando un tren de mercancías que transportaba potasa ha descarrilado entre las estaciones de Sant Boi de Llobregat y Molí Nou de la red de Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña FGC y ha impactado contra la cabina de un tren de pasajeros que en aquel momento salía de la terminal.

Como consecuencia del impacto, el maquinista del tren de viajeros ha fallecido. Otras 85 han resultado heridas, dos en estado menos grave y 83 leves, de los que 77 han sido dadas de alta en el mismo lugar del accidente.

El convoy salía en ese momento de la terminal con unos 150 pasajeros a bordo en una zona en la que la circulación se efectúa a poca velocidad. Un vagón del mercancías ha descarrilado sobre la vía y el conductor del tren de pasajeros se lo ha encontrado, sin capacidad de reaccionar.

Los equipos de FGC desplazados al lugar del accidente están evaluando la situación para investigar las causas del descarrilamiento. Por el momento se desconoce cuándo se podrá reabrir el tráfico de trenes en la zona, ya que se debe evacuar la vía.

Se trata del primer accidente mortal en la red ferroviaria de FGC desde que el gobierno regional asumió su titularidad.