Como a un clavo ardiendo, Unipost se aferra, casi al final de su proceso de liquidación, a la interposición de una demanda civil contra Correos, a la que reclamará 100 millones de euros por «infringir la normativa de competencia en el sector postal», tal y como ha anunciado el administrador concursal del operador portal privado esta semana.

En este sentido, el Juzgado de lo Mercantil de Barcelona que lleva este procedimiento concursal ha autorizado al administrador concursal de Unipost a suscribir un acuerdo con el fondo de litigación Ramco Litigation Funding Limited para interponer este procedimiento, toda vez que considera que la actuación de Correos en el mercado postal español podría haber actuado como principal causa de los problemas del operador postal privado, tras realizar un estudio preliminar que determina que los supuestos daños sufridos por Unipost durante quince años podrían ascender a entre 160 y 170 millones de euros.

De este modo, los expertos alegan que Correos se ha beneficiado de ayudas públicas que podrían haber empeorado la competitividad de Unipost en el mercado.

Esta es la primera vez que se autoriza una actuación de este tipo en España, con la que Unipost querría aumentar los fondos a repartir en la fase de liquidación entre los acreedores de este concurso y aportar nuevas circunstancias que ayuden a esclarecer la calificación del concurso, pese a que Ramco Litigation Funding Limited percibiría, en caso de éxito de la reclamación judicial o de que se produjera un acuerdo extrajudicial, un 30% de las cantidades obtenidas como consecuencia de la demana.