El Ayuntamiento de Valladolid está realizando un estudio integral de caracterización y modernización de la distribución urbana de mercancías, así como de gestión de las plazas de estacionamiento restringido para carga y descarga.

Para ello, lleva a cabo encuestas a diferentes sectores involucrados en la distribución urbana de mercancías, con el objetivo de lograr una plena integración de los flujos de carga y descarga en las operaciones y actividades de la ciudad.

Con este trabajo, los regidores pucelanos buscan identificar los impactos negativos en la movilidad cotidiana y la calidad ambiental de la ciudad en el reparto, transporte y distribución de sus bienes.

Así pues se analizará el impacto de la actividad en la congestión del tráfico, la ocupación de espacios públicos durante las operaciones de carga y descarga, los ruidos y la contaminación de vehículos pesados y ligeros o los conflictos con otros modos de transporte, ciclistas y peatones.

De igual manera, también se estudiará la distribución en ciertas áreas de vías estrechas o movilidad reducida, las limitaciones de acceso por tiempo o tipo de vehículo en zonas específicas de la ciudad y, naturalmente, las exigencias de los comerciantes en un mercado progresivamente competitivo y que cada vez apuesta más por los métodos electrónicos.

Soluciones eficientes y sostenibles

Con este estudio se pretende lograr una plena integración entre estos flujos de actividades de transporte y carga y descarga con la cotidianidad de Valladolid, a través de soluciones eficientes, sostenibles y seguras.

En este sentido, en las últimas semanas, se ha llevado a cabo una campaña de campo, que ha servido para conocer de primera mano y caracterizar la distribución urbana de mercancías en la ciudad que han incluido conteo volumétrico de vehículos de reparto, estadísticas de rotaciones en zonas reguladas, así como encuestas a conductores de vehículos de reparto, transportistas y establecimientos.

Este estudio de modernización urbana y de marcado carácter sostenible contempla su posterior replicación en la red CENCYL, que componen Valladolid, Salamanca, Ciudad Rodrigo, Guarda, Viseu, Aveiro, Coímbra y Figueira da Foz.

Este proyecto también contempla para llevar a cabo más adelante el estudio del tráfico de vehículos de mercancías en el ámbito interurbano y la instalación de una plataforma innovadora de parking inteligente basada en apps móviles, con el fin de supervisar las condiciones de las zonas de carga y descarga, de los puntos recarga de vehículos eléctricos o de las plazas de estacionamiento para personas con discapacidad.