terminal de contenedores en el puerto de Oakland

Los cargadores deberán verificar el peso de los contenedores.

El próximo 1 de julio de 2016 entrará en vigor el nuevo reglamento del Convenio SOLAS por el que se obliga a verificar el peso bruto de los contenedores antes de poder cargarlos en los buques.

Así, un contenedor lleno no podrán cargarse en un buque adherido a este Convenio hasta que su masa bruta verificada (VGM) sea proporcionada al capitán del buque y a la terminal. Además, desde la naviera CMA CGM recuerdan que dicho peso debe remitirse con suficiente antelación para poder editar el plan de carga.

La responsabilidad de verificar el peso recaerá en el cargador, que contará con dos procedimientos posibles para calcular la VGM. En el primero, el expedidor pesa el contenedor lleno una vez fijado el precinto, utilizando para ello equipos calibrados y certificados.

Si se opta por la segunda opción, el cargador pesará todos los paquetes, elementos de carga, palets, embalajes, materiales de fijación y elementos de estiba, sumando posteriormente la tara del contenedor para obtener el resultado que ha de presentarse. 

Este último método estará sujeto a la certificación y aprobación de la autoridad competente del Estado en que se completó la carga y se precintó el contenedor. 

Cabe recordar que, de acuerdo con este reglamento, si no se proporciona la masa bruta, el contenedor no se cargará en el buque.