La consejería de Territorio y Sostenibilidad del gobierno autonómico catalán ha firmado, a través de Cimalsa, un convenio de colaboración con VIIA para el desarrollo del proyecto de construcción y explotación de la primera terminal de autopista ferroviaria en el puerto de Barcelona.

La iniciativa contempla la puesta en marcha de estas instalaciones sobre los terrenos del antiguo cauce del río Llobregat. Con una capacidad inicial de ocho frecuencias diarias y abierta al uso de cualquier operador, la terminal ofrecerá una alternativa real al transporte de mercancías por carretera, facilitando la conexión con Francia, y con otros países del centro y norte de Europa.

Se espera que con esta iniciativa se reduzca el tránsito de camiones en la frontera, con la consecuente disminución de las emisiones de gases contaminantes, la optimización de los sistemas de transporte y logística, y la reducción de la siniestralidad.

En este sentido, los estudios realizados contabilizan únicamente las tres primeras rotaciones diarias previstas con la ciudad de París, que contribuirán a una disminución de 80.000 toneladas de CO2 por año.

El proyecto está abierto a la participación de otras administraciones públicas.

proyecto-autopista-ferroviaria-puerto-de-barcelona

El proyecto contempla ocho circulaciones diarias.