Adif ha dado el visto bueno para que la Autoridad Portuaria de Tarragona conecte su terminal intermodal de Puerto Centro con un segundo enlace a la Red Ferroviaria de Interés General en el trayecto que une Madrid y Barcelona.

En una primera fase, la terminal intermodal dispondrá de tres vías. Una de ellas será un apartadero electrificado, mientras que las otras dos serán de recepción y expedición, que permitirán las operaciones de trenes de una longitud de 750 metros.

A ellas hay que añadir una vía de unos 100 metros para estacionamiento de maquinaria, que, en una segunda fase, podrían incorporar tres vías más para operar trenes de 750 metros.

Esta nueva infraestructura se complementará con la terminal intermodal La Boella, ya construida en el puerto de Tarragona, de tal manera que se permitirá su conectividad con los principales puertos de las fachadas cantábrica y mediterránea, al tiempo que favorecerá el crecimiento de los tráficos intermodales ferrocarril-carretera y marítimos.

El puerto de Tarragona quiere que Puerta Centro también cuente con conexión ferroviaria con Algeciras, con el fin de convertirse en un puerto seco capaz de canalizar y absorber las actuales y futuras demandas de transporte de contenedores por ferrocarril, desde los principales puertos peninsulares hacia el centro peninsular, con un alto potencial de transporte internacional hacia Francia y Portugal.