Volta Trucks tiene interés en aprovechar las antiguas instalaciones de producción de Nissan en Barcelona para fabricar allí su modelo Zero.

El fabricante sueco estudia las instalaciones barcelonesas, así como otras en el Reino Unido y otras zonas de Europa, tras desechar varias opciones y acotar el número de candidatos a un pequeño grupo de finalistas del que saldrá el lugar para iniciar la producción de estas unidades.

Así mismo, el anuncio coincide con la inicio de un circuito para presentar el modelo en varios eventos para clientes en Madrid y Barcelona, que se extenderá hasta mayo.

El Volta Zero es un vehículo comercial de 16 toneladas completamente eléctrico de diseño exclusivo para la distribución de carga en centros urbanos.

Las unidades tienen una autonomía de entre 150 y 200 kilómetros, pueden alcanzar una velocidad de 90 km/h y cuentan con un espacio de carga con un volumen de 37,7 m³ y capacidad para transportar una carga útil de 8.600 kg, equivalentes a 16 palets.

De igual modo, la supresión del motor de combustión interna, permite fijar una posición de conducción centrada, a una altura muy inferior a la de los camiones convencionales, de modo que el conductor puede disfrutar de una visibilidad de 220 grados y evitar los ángulos muertos.

El fabricante nórdico ya acepta pedidos del modelo para su entrega en 2022, aunque se espera que los primeros clientes lo tengan antes, a finales incluso de este mismo año.