La situación económica actual, generada por la pandemia del coronavirus, ha llevado a XPO Logistics a dar un paso atrás en sus planes de venta o segregación de algunas de sus divisiones.

Fue en el mes de enero cuando el operador reveló que estaba estudiando varias alternativas en este sentido para desprenderse de una o más unidades de negocio. Sin embargo, teniendo en cuenta las condiciones actuales del mercado, ha decidido no seguir adelante con esta revisión de su estrategia.

«Creemos que la mejor manera de continuar maximizando el valor para los accionistas es explorar nuestras opciones, sin dejar de estar intensamente comprometidos con la satisfacción de nuestros clientes y empleados», decía entonces Bradley Jacobs, consejero delegado del grupo.

Ahora, la situación es muy diferente y el principal objetivo del sector logístico es garantizar el abastecimiento de alimentación y suministros médicos, así como otros productos esenciales, a la población.

En el ámbito de las fusiones y adquisiciones, la última operación de XPO se cerró a principios de marzo, con la adquisición de una participación mayoritaria en el negocio de ‘Contract Logística‘ de Kuehne + Nagel en Reino Unido. Esto incluye 75 instalaciones, así como una fuerte base de clientes, que les ayudará a reforzar su actividad a nivel europeo.