El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, ha planteado en la tarde de este pasado miércoles a la patronal y los sindicatos del sector la propuesta de «Acuerdo tripartito para el mantenimiento del empleo y la mejora de la productividad en el sector de la estiba«, para tratar de sumar apoyos para la reforma.

De la Serna presentó esta propuesta, la víspera de que el Decreto Ley de reforma del sector de la estiba se enfrente este jueves a debate y votación para su aprobación en el Congreso.

El Ejecutivo confía en que su nueva propuesta de acuerdo lleve al resto de formaciones políticas, a replantearse su posición de rechazo a la reforma.

Propuesta de acuerdo del Ejecutivo

El ministro ha acudido al comienzo de la reunión entre patronal y sindicatos de este miércoles, para presentar una propuesta de acuerdo junto con el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, y el director general de Empleo, Xavier Thibault, que incluye cuatro medidas.

La primera es la garantía de mantenimiento del empleo del colectivo de 6.150 estibadores, que daría respuesta a la principal reivindicación de los sindicados, para lo que sería necesario que los trabajadores se subrogasen en las empresas de estiba.

La segunda propuesta del Gobierno, es un plan de prejubilaciones voluntarias, al que podrán acogerse los estibadores a los que les falten cinco años o menos para la edad de jubilación, que en el caso de los estibadores es de 55 años, a cambio del 70% del salario medio total de losúltimos seis meses.

Según el ministro de Fomento, “el importe de la multa que la UE puede imponer a España por incumplir la sentencia, siempre sería mayor que el importe al que ascenderán las ayudas por bajas voluntarias«.

La propuesta del Ejecutivo se completaría con el compromiso de empresas y sindicatos para adoptar medidas para mejorar la productividad en los puertos, y el del Gobierno a garantizar el cumplimiento del eventual acuerdo mediante la constitución de una comisión de seguimiento.

Con esta propuesta presentada por De la Serna, se buscaría facilitar un «tránsito ordenado» a la liberalización del sector, para que «la libre competencia se lleve a efecto sin menoscabo de los derechos laborales básicos de los trabajadores«.

La convalidación del decreto pendiente de dos votos

A pocas horas de que se inicie el trámite parlamentario para la convalidación del Real decreto Ley de reforma de la estiba impulsado desde el Gobierno, se han sucedido hasta el último momento las negociaciones entre los principales partidos políticos para lograr los apoyos necesarios.

El Gobierno podría estar, más cerca de convalidar el decreto de reforma de la estiba, ya que desde Ciudadanos, José Manuel Villegas, número dos del partido, ha manifestado el voto favorable, tras el compromiso del Ejecutivo con las tres condiciones impuestas desde la formación naranja al Gobierno para contar con el voto favorable de los 32 diputados de Ciudadanos.

Por su parte, desde el PNV se ha dejado la puerta abierta, para buscar una salida, que podría pasar por la tramitación como proyecto de ley, de forma que se pudieran introducir enmiendas.

En este caso, el Gobierno contaría con los 134 votos del PP, 32 de Ciudadanos, cinco del PNV, dos de UPN y uno de Foro Asturias. En total, 174 votos a favor, dos más que los del resto de grupos parlamentarios, siempre y cuando no llegaran a tiempo las tres diputadas de Podemos, ERC y Compromís que se encuentran en Nueva York.

En caso contrario, sería la primera vez que un decreto del Gobierno no es convalidado por falta de apoyo. Esto supondría la derogación del decreto, obligando a una nueva tramitación parlamentaria, con lo que se superarían los plazos establecidos por la Comisión Europea para cumplir la sentencia sobre la reforma de la estiba.