La Dirección General de Tráfico ha seleccionado a la ciudad de Zaragoza como banco de pruebas para un nuevo proyecto de distribución urbana de mercancías. El motivo de esta elección es la predisposición del Ayuntamiento y su implicación en todas las cuestiones de movilidad sostenible, conectada, descarbonizada y pacífica.

De hecho, por el tamaño de la ciudad y su configuración, se ha ofrecido para integrarse en la plataforma de conectividad de la DGT y que se autorice la circulación de vehículos con un elevado nivel de automatización en circuitos abierto al tráfico general.

La capital aragonesa, que ya ha colaborado activamente en otros proyectos, reúne las condiciones idóneas para que los resultados obtenidos sean extrapolables a otras ciudades españolas.

Distribución Urbana de Mercancías

En este contexto, uno de los objetivos en la zona es mejorar la actividad de reparto de paquetería para conseguir que sea una actividad de cero emisiones, optimizando al mismo tiempo los recorridos de los transportistas y los tiempos de entrega.

Por ello, el Colegio de Ingenieros Industriales de Aragón-La Rioja ha propuesto que se instale un hub urbano de alta capacidad en el polígono de Cogullada, para evitar la congestión  y contaminación en las zonas de más saturación comercial.

En este almacén, se recibirían los productos, que posteriormente se repartirían en vehículos autónomos, con la posibilidad de utilizar carriles específicos y dando prioridad para el aparcamiento a las furgonetas en unas horas concretas.

Con este fin, podría utilizarse la tecnología de ‘smart parking’ para que los repartidores puedan reservar su sitio en las zonas de carga y descarga, o bien destinar calles o manzanas completas para este fin.

Todo esto se en marcha en el nuevo marco operativo y legislativo de la Distribución Urbana de Mercancías en el que trabaja el Ayuntamiento desde 2020, por encargo de la Dirección General de Tráfico y en colaboración con el Colegio de Ingenieros Industriales.

Desde la DGT, han propuesto una categorización de los vehículos DUM con un sistema similar al que ya está poniendo en marcha en la ciudad de Londres.