Es hora de celebrar. Cadena de Suministro cumple 10 años ofreciendo información especializada de valor sobre logística y comercio internacional, acompañando al sector en un período en el que hemos experimentado una increíble transformación marcada, primero, por la globalización económica y, después, por las continuas disrupciones que las cadenas de suministro enfrentan con tesón y colaboración. En nombre del Port de Barcelona, enhorabuena por este aniversario.

Estamos en un año marcado por la incertidumbre pero también por el inicio de un nuevo ciclo de crecimiento. En nuestro caso, la Comunidad Portuaria demostró durante la pandemia la capacidad de adaptarse a situaciones adversas, trabajando para garantizar la vida de nuestros conciudadanos. Ahora, el Port de Barcelona sigue trabajando para acelerar la recuperación económica, situándose como uno de los puntales del crecimiento económico.

Este crecimiento se basa en la innovación y la sostenibilidad, los grandes ejes que  se recogen en el IV Plan Estratégico. La digitalización de la actividad nos permite dar respuesta rápida a las disrupciones que aparecen cada vez con más frecuencia y ayuda, sin duda, a que la Comunidad Portuaria se adapte con éxito al cambiante escenario internacional. El uso generalizado de las nuevas tecnologías, es imprescindible para ser una infraestructura más eficiente, global y competitiva.

El otro gran pilar del crecimiento del Port de Barcelona y de su Comunidad Portuaria es la sostenibilidad desde sus tres vertientes: ambiental, económica y social. En lo social, trabajamos desde la formación para reforzar nuestra posición como generadores de empleo estable y de calidad. Excelente ejemplo es el Instituto de Logística, que será el centro de formación profesional de referencia para el sector en Cataluña.

La sostenibilidad económica se centra en incrementar la competitividad mediante la diversificación del negocio portuario, la diferenciación de la oferta de servicios y la ampliación de nuestra área de influencia.

En cuanto a la sostenibilidad ambiental, impulsamos la transición energética para descarbonizar la actividad portuaria, al tiempo que mejoramos nuestra intermodalidad, incrementando la oferta ferroviaria y de autopistas del mar para generar cadenas logísticas más eficientes y competitivas.

En los próximos años seguiremos trabajando en proyectos ya en marcha, como la reordenación de la actividad de contenedores en la zona sur y la de cruceros en el muelle Adosado; el impulso al distrito tecnológico vinculado con la economía azul; o los nuevos accesos, entre otros.

Seguiremos avanzando en la transformación del Port de Barcelona para ser la gran infraestructura, física y tecnológica que nuestro país necesita: multimodal, innovadora, resiliente y digital. Una infraestructura motor de la economía para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Un puerto sostenible, eficiente y competitivo para encarar los nuevos retos con garantía de éxito.