64.400 trabajadores afectados por EREs en logística y transporte durante marzo

El sector logístico y de transporte es el tercero más afectado de la economía española por estas medidas extintivas de la relación laboral, solo por detrás del comercio al por menor y la hostelería.

Miércoles, 27/05/2020

Los EREs en el sector han implicado en su mayoría suspensiones de contrato o reducciones de jornada.

Ya se están empezando a conocer los escalofriantes datos económicos que deja la crisis sanitaria en el sector logístico y de transporte, muy tocado, incluso siendo un segmento con la consideración de actividad esencial.

En concreto, y por lo que respecta a los trabajadores del sector afectados por expedientes de regulación de empleo, el transporte y almacenamiento se coloca con el tercero del país con mayor número de damnificados por estas medidas extintivas de la relación laboral durante el pasado mes de marzo, solo por detrás de otros dos sectores arrasados por la pandemia, como han sido el comercio al por menor y la hostelería.

Así pues, en concreto, durante el tercer mes de 2020, un total de 64.402 trabajadores del sector logístico y de transporte se han visto afectados por expedientes de regulación, un 6.817,51% más que en marzo del año pasado.

De esa cifra total, 379 fueron por despidos colectivos, un 31,71% anual menos, mientras que 64.023 han sido por suspensiones de contratos o por reducciones de jornada, un 16.927,39% más que en idéntico mes del año pasado.

Los 64.402 trabajadores del transporte y almacenamiento afectados por estas medidas extintivas de la relación laboral durante el pasado mes de marzo constituyen el 11,3% del total de 570.116 empleados involucrados en toda España durante el segundo mes del presente ejercicio, así como el 12,46% de los 516.666 del sector servicios.

En el primer trimestre de 2020, un total de 64.757 trabajadores del transporte y almacenamiento se han visto afectados por expedientes de regulación, lo que supone un incremento con respecto al mismo período de 2019 de un 5.620,58%.

De dicha cifra 661 han sido por despidos colectivos, un 7,03% menos que hace un año, mientras que 64.096 se han debido a suspensiones de contratos o reducciones de jornada, un 15.124,7% más que en los tres primeros meses del año pasado.