Adif ha adjudicado el contrato para las obras de implantación del ancho estándar y la electrificación del tramo comprendido entre la estación de Valencia Fuente de San Luis y Almusafes a la unión temporal de empresas  integrada por Vías y Construcciones y Electren.

Las obras contemplan la ejecución del conjunto de operaciones necesarias para la implantación del ancho mixto en este tramo, de más de 18 kilómetros de longitud, así como su electrificación para adaptar las instalaciones para una óptima explotación con trenes de mercancías.

Durante las obras se garantizará en todo una adecuada prestación de la explotación ferroviaria con óptimos parámetros de capacidad, flexibilidad y fiabilidad para estos tráficos.

Además, la actuación también incluye las correspondientes conexiones con las líneas y derivaciones particulares existentes, en la línea entre Valencia y Játiva, así como el acceso a la factoría de Ford, junto con las futuras para la alta velocidad de Valencia a Alicante.

El objetivo es disponer de un corredor ferroviario destinado al tráfico de mercancías, que se enmcarca dentro de las actuaciones planificadas en materia de transporte ferroviario para la potenciación de este tipo de transportes en el Corredor Mediterráneo, definido como prioritario en la Red Transeuropea de Transportes (TEN-T).