El administrador de la infraestructura ferroviaria sigue impulsando las líneas que unen los principales centros industriales del país con los recintos portuarios.

Estos trabajos suponen una mejora en la conectividad de los principales puertos del país y un aporte necesario para la mejora de la sostenibilidad de las cadenas logísticas.

En este sentido, Adif se ha centrado en favorecer las operaciones y maniobras de trenes en tránsito por la línea ferroviaria que une el puerto de Santander y la planta pucelana de Fasa-Renault.

La empresa pública ha licitado las obras de adaptación de una de las dos vías de apartado existentes en la estación paletina de Monzón de Campos, en la línea convencional Palencia-Santander, por un importe de 2.073.544,72 euros.

Esta actuación, que cuenta con un plazo de ejecución de cuatro meses, se incluye en el marco de la mejora del transporte ferroviario de mercancías con el puerto de Santander y avanza en la adecuación de la infraestructura de esta línea férrea de modo que se posibilite la circulación de trenes de mercancías de 750 metros de longitud.

El contrato se centra en construir una vía de apartado para trenes de 750 metros, con el fin de favorecer las operaciones y maniobras de trenes en tránsito por la línea ferroviaria, con destino y origen en el puerto de Santander y la factoría vallisoletana de Fasa-Renault.

Así mismo, el proyecto prevé la renovación de balasto, traviesas y carriles del tramo de vía existente, la modificación de instalaciones de seguridad y comunicaciones y la electrificación de la vía a prolongar.