Adif y Adif Alta Velocidad tienen previsto invertir un total de 4.918 millones de euros durante el año 2021, con una exigua partida dedicada al transporte de mercancías.

Pese a que el grueso del gasto se destinará a alta velocidad, el administrador de la infraestructura ferroviaria también contempla 1.846 millones de euros en actuaciones de mejora y renovación de la red existente de ancho convencional y ancho métrico.

De igual modo, a esta inversión hay que añadirle los recursos destinados a mantenimiento, que para 2021 alcanzan la cifra de 850 millones de euros.

En el ámbito de la red convencional, Adif tiene como prioridad presupuestaria la potenciación del transporte de mercancías, apoyándose para ello en el refuerzo de elementos nodales básicos para la red, como las instalaciones logísticas, como son la terminal de Vicálvaro, Valencia-Fuente San Luis, La Llagosta o Júndiz en Vitoria, con una inversión prevista en estas terminales de 24,7 millones de euros.

Además, el administrador también trabaja en definir las condiciones necesarias de la infraestructura para materializar autopistas ferroviarias en trayectos con interés demostrado por parte de los operadores y otras administraciones, como Algeciras-Zaragoza, Júndiz-Frontera francesa o Valencia-Madrid, ejes tractores del tráfico de bienes en nuestro país, que se insertan en una red de mercancías que se apoya básicamente en los Corredores Atlántico y Mediterráneo.