La comisión de Fomento del Parlamento andaluz ha aprobado por unanimidad una proposición no de ley para pedir al Gobierno central el impulso de los corredores Mediterráneo y Atlántico-Central.

Andalucía estima que estas conexiones ferroviarias son infraestruturas imprescindibles para el desarrollo de la región y su proyección internacional, sobre todo teniendo en cuenta que las previsiones anuncian que los flujos de mercancías entre Europa y el norte de África se incrementarán un 50% en la próxima década.

Ante esta situación, se pide un cronograma serio de la planificación de obras que acaben con lo que estiman aislamiento ferroviario de los puertos andaluces y especialmente del de Algeciras, que, según los diputados andaluces, cuenta con una conexión ferroviaria obsoleta que le impide crecer y está amenazado por los puertos de Valencia, Barcelona y Tánger.

Así mismo, también se pretende impulsar las obras de los nuevos accesos ferroviarios a los puertos de Sevilla, Cádiz, Málaga y Huelva.

Por otra parte, también se ha aprobado, con el voto contrario de los grupos de izquierda, pedir al Gobierno de España que «rectifique en los agravios comparativos por la inferior prestación de los Corredores Mediterráneo y Atlántico a su paso por Andalucía» y cree una infraestructura «que cumpla con los requisitos mínimos europeos recogidos en el Reglamento Europeo de 2013 para el desarrollo de la red transeuropea de transporte».