La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, Anfac, ha valorado positivamente el proyecto de Adif de impulsar la red puntos de recarga para coches eléctricos en sus infraestructuras.

Estas ferrolineras se conectan a la red ferroviaria aprovechando la energía producida por la tracción y el frenado de los trenes para que ésta pueda ser utilizada por los vehículos eléctricos. El objetivo es la implantación y desarrollo comercial de Puntos de Recarga Eléctrica Rápida en las estaciones de viajeros, incluidas las de Alta Velocidad.

De este modo, se incrementarán las infraestructuras de carga de los vehículos eléctricos en España, que actualmente se sitúa a la cola de Europa, con 4,9 frente a 28,3 puntos de recarga rápida en cada 100 km de carretera.

El aumento de los puntos de recarga convertirá a España en un referente de la nueva movilidad, vinculándola a la energía limpia procedente de los trenes. Además, la colaboración con Anfac supone el apoyo de una industria clave en el país, como la automoción.

Desde la Asociación, creen que el desarrollo de esta iniciativa en todo el territorio español supondrá un gran paso hacia la movilidad del futuro, pues la falta de puntos de recarga dificulta enormemente la expansión del vehículo eléctrico, al encontrarse los ciudadanos con grandes dificultades para enchufar y cargar sus coches.