La Autoridad Portuaria de Valencia ha sacado a licitación la concesión para la construcción y explotación de la nueva terminal de pasajeros del puerto de Valencia. Esta infraestructura se ubicará en una superficie de 100.000 m2 entre el Muelle de Poniente y el Muelle del Espigón del Turia, en la zona que antes ocupaba el astillero Unión Naval.

La concesión se otorgará por un plazo de 35 años, prorrogables hasta un máximo de 50. Los interesados podrán presentar su oferta hasta el día 17 de abril para explotar esta terminal, que estará destinada a atender el tráfico de cruceros, las líneas regulares con Baleares y Argelia, y el tráfico ro-ro.

Para ello, deberá disponer de al menos cuatro atraques, permitiendo uno de ellos el atraque de un crucero de 360 metros de eslora y otro el de un crucero de 250 metros. Además, todos deberán estar equipados con red de suministro eléctrico para los buques.

La terminal tendrá que ser capaz de acoger en una misma jornada dos cruceros, uno en régimen de puerto base y otro en régimen de tránsito, y dos buques tipo ferry o ro-pax. En esta línea, deberá garantizarse la operativa independiente de los pasajeros de cruceros y los de líneas regulares.

El interior y las zonas de aparcamiento

Asimismo, el pliego contempla un edificio para la recepción de pasajeros provisto de entrada, área para depósito de equipajes, control de seguridad con rayos X y arcos detectores de metales, y un espacio para aduanas y para los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Por lo que respecta al área exterior, la terminal contará con una zona de aparcamiento con al menos 100 plazas, zona de estacionamiento para autobuses y transporte colectivo, y parada de taxis. Asimismo, dispondrá de una zona de espera para pasaje de línea regular internacional para la Operación Paso del Estrecho con 600 plazas de aparcamiento.

Contará también con dos accesos independientes: el de vehículos pesados que llegarán a través del Acceso Sur y el de vehículos ligeros que entrarán a la terminal por los accesos previstos por la parte ciudadana.

Plan medioambiental y de RSC

Además del plan de negocio, será necesario presentar un plan medioambiental que recoja el compromiso de adoptar un sistema de gestión ecológica y sostenible, la participación en iniciativas de la Autoridad Portuaria y un estudio de evaluación del impacto ambiental. También tendrá que presentarse un plan de Responsabilidad Social Corporativa.

Para la adjudicación, se valorarán los procedimientos operativos y de organización, la estrategia de negocio, el plan de RSC, y medidas medioambientales como el uso de fuentes de energía renovables, la utilización de equipos eléctricos o que funcionen con combustible alternativo, y las medidas de reducción de emisiones.