Caprabo ya tiene totalmente operativo a todo su personal de servicios corporativos en su nueva sede central de la ZAL del puerto de Barcelona.

Las instalaciones ocupan una superficie diáfana de 3.400 m² en un edificio de nueva construcción que se añaden al centro ya en marcha desde la primera semana de julio, así como la nueva plataforma de frescos de la Zal de Barcelona, operativa desde finales de agosto.

Las oficinas, que dan cabida a los departamentos corporativos de Caprabo, ocupan una planta completa y están diseñadas para que la actividad diaria se desarrolle de una forma eficiente, cómoda y segura.

La nueva sede central de la cadena catalana forma parte del plan integral de transformación de la cadena, destinado a ganar competitividad y que incluye la transformación logística, supermercados de nueva generación y la apuesta por el canal on-line.

Las nuevas instalaciones se han construido bajo los estándares de calidad medioambiental de la certificación LEED Gold, con medidas de eficiencia energética como sistemas avanzados de iluminación y placas fotovoltaicas para autoconsumo de energía eléctrica de 60 KW, así como medidas de ahorro y monitorización de consumos y sistemas para el aprovechamiento de residuos.

Además, el edificio cuenta con zonas verdes de especies autóctonas que no precisan riego. Por otra parte, hasta el 90% de los residuos que ha generado la construcción de la nueva plataforma de distribución se reciclan.