Una de las aplicaciones con mayor futuro y aplicaciones prácticas de la tecnología blockchain se encuentra en el ámbito de la trazabilidad alimentaria.

En este sentido, Carrefour ha lanzado en España, como experiencia pionera, el primer sistema de trazabilidad alimentaria blockchain para seguir de una manera rigurosa el trayecto de pollos camperos criados sin tratamientos antibióticos a lo largo de todas las etapas de producción, transformación y distribución.

Para este proyecto, la empresa de gran distribución ha utilizado la plataforma IBM Food Trust y ha contado con la colaboración de la gallega Coren en el desarrollo de etiquetas con un código QR que contiene toda información relativa a este producto como por ejemplo, la fecha de nacimiento del pollo, el modo de cría, la ubicación de la granja, el alimento que ha recibido, el proceso de envasado o la fecha en la que ha llegado a los almacenes de la compañía gala.

La tecnología blockchain aplicada al sector de la distribución ofrece ventajas tanto para los consumidores, ya que ofrece una mayor visibilidad sobre la seguridad alimentaria, confianza y garantía sanitaria, como para los diferentes eslabones de la cadena, como accesibilidad inmediata a la información, control y eficacia, así como una visibilidad integral de todo el proceso de distribución del producto.