CMA CGM BOUGAINVILLE

El operador ha registrado un descenso del 1,8% en su flota.

Los tráficos de CMA-CGM han aumentado un 34% en el primer trimestre de 2017, gracias a la adquisición de la naviera APL. Estos resultados, en un mercado que a día de hoy sigue resintiéndose por el descenso en las tarifas de flete, pone de manifiesto el buen momento por el que pasa el operador, que ya a finales de 2016 había obtenido cifras positivas. 

En este contexto, cabe destacar el papel fundamental que ha tenido la integración de APL en el comportamiento de la naviera entre enero y marzo de 2017. A finales de 2015, el operador japonés NOL, al que pertenecía la línea de contenedores APL, firmó un acuerdo de compra con CMA-CGM, que ha permitido a la naviera francesa afianzarse como la tercera del mundo.

Con esta operación, pasó a controlar el 67% del operador japonés, una cifra que se vio aumentada en los meses siguientes y ha culminado con la absorción de NOL. Los efectos de esta adquisición ya se vieron reflejados en ejercicio del tercer trimestre de 2016, con un incremento del 37% en sus tráficos de contenedores.

Adquisición positiva para la naviera

Ahora, por primera vez desde su adquisición, la compra de APL ha incidido positivamente en los resultados del grupo francés, que en los tres primeros meses del año, ha experimentado un incremento del 34% en su tráfico de contenedores, hasta alcanzar los 4,27 millones de TEUs.

En concreto, el análisis de los datos de este primer trimestre revela que hubiese experimentado una caída del 2,2% de no haber contado con el aporte de la naviera japonesa, dado que sus tráficos hubiesen pasado de los 3,18 millones de TEUs de 2016 a 3,11 millones en este trimestre.

En lo que respecta a su flota, el operador ha registrado un descenso del 1,8%, pasando de 453 embarcaciones a las 445 de este periodo. Por su parte, la capacidad de su flota se ha visto incrementada un 19,6%, hasta alcanzar los 2,2 millones de TEUs.