las entregas de e-commerce revolucionan los servicios de distribución

El servicio permite modificar la hora y lugar de entrega.

El servicio de entrega inmediata para el sector retail y e-commerce Stuart ha comenzado a operar en España. Su objetivo es proporcionar, tanto a las tiendas físicas como ‘online‘ de cualquier tamaño, un servicio fiable y económico de distribución urbana en menos de una hora.   

Funciona a través de una Interfaz de Programación de Aplicaciones (API) que se integra en la web del comercio, aunque también se puede acceder directamente a través de una ‘app‘. Está disponible las 24 horas, incluso domingos y festivos, y no implica costes mensuales ni gastos de infraestructura para la tienda. 

Los pagos se realizan a medida que se hacen los envíos, lo que proporciona un control total y en tiempo real de los mismos hasta su entrega, que puede realizarse en menos de una hora o bien programarse en franjas de 30 minutos. También es posible modificar la hora o el lugar de la entrega hasta media hora antes de que se lleve a cabo.

El tiempo medio de recogida es de siete minutos, para lo que el operador emplea diferentes tipos de vehículos en función de la distancia y el tamaño del envío. Principalmente, se trata de bicicletas y bicicletas de carga, aunque también cuenta con motos eléctricas y coches para distancias mayores.

El servicio se apoya en una cadena de suministro ecológica, al realizar ‘la mayor parte’ de las entregas en bicicleta o en motos eléctricas.

El 72% de los consumidores pagaría más por la entrega en el día

La compañía opera en este momento en París, Londres y Barcelona, aunque prevé ampliar su presencia a Madrid y Lyon próximamente. Según una investigación reciente llevada a cabo entre los consumidores de las ciudades donde está presente, un 72% gastaría una media de 185 euros más al año en e-commerce si tuvieran la opción de servicio de entrega el mismo día.

Es destacable que el 96% de los comercios todavía no ofrezca esta posibilidad, que los consumidores tanto demandan. De hecho, el 62% pagaría más por este servicio, por lo que las tiendas están perdiendo unos ingresos potenciales de hasta 5.500 millones de euros al año.

Por otra parte, el 79% cambiaría de comercio si no se ofreciera un método de entrega a su elección y el 32% afirma que siempre elige comercios que ofrezcan entrega inmediata. En este sentido, el 63% de los consumidores reconoce haber cancelado una compra online por las escasas opciones de entrega proporcionadas.

Stuart cerró en mayo de 2015, una ronda de financiación por valor de 22 millones de euros, encabezada por el servicio postal francés GeoPost, lo que la convierte en una de las ‘startups‘ con una mayor proyección del panorama europeo.