r-4-madrid-ocan%cc%83a

La mayor parte de la deuda de las autopistas en quiebra está en manos de fondos buitre.

El juzgado de lo Mercantil número 4 de Madrid ha aprobado la liquidación de las empresas Autopista Madrid Sur Concesionaria Española e Inversora de Autopistas del Sur, concesionarias de la radial R-4 Madrid-Ocaña, lo que supone el final del primer proceso concursal de las nueve vías quebradas, según recoge el diario El Economista.

El Ministerio de Fomento, que prevé relicitar estas vías antes de 2019, debe resolver ahora el contrato para posteriormente asumirlo a través de la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte, Seitt.

Las concesionarias que explotan esta autopista, inaugurada en 2004, llegaron a acumular una deuda acumulada de 575 millones de euros en 2012, cuando solicitaron el concurso de acreedores.

Además de la R-4, Fomento asumirá la gestión de la R-2 Madrid-Guadalajara, R-3 Madrid- Arganda del Rey, R-5 Madrid-Navalcarnero, M-12 Eje Aeropuerto, AP-36 Ocaña-La Roda, AP-41 Madrid-Toledo, AP-7 Circunvalación de Alicante y AP-7 Cartagena-Vera, que revertirán al Seitt el 15 de enero de 2018, con excepción de la AP-41 Madrid-Toledo, que lo hará el 1 de abril.

Licitados tres trabajos previos al rescate

Esta sociedad ha sacado ya a concurso el análisis de la situación económica y legal de las nueve autopistas, estimado en 242.000 euros. Las empresas interesadas podrán presentar sus ofertas hasta el 17 de noviembre y se prevé que el contrato se adjudique en la primera quincena de diciembre.

Se trata del tercer contrato que el Departamento que dirige Iñigo de la Serna promueve en el marco de los trabajos previos al rescate de estas vías. Los anteriores estaban destinados al estudio sobre la demanda y las tarifas, así como al diseño de los pliegos de los concursos, que supondrán 252.043 euros y 252.285 euros respectivamente.