La Comisión Nacional de Mercados y Competencia ha hecho público esta semana su análisis del Anteproyecto de Ley que modifica la Ley 38/2015, del Sector Ferroviario, en materia de cánones.

Competencia estima que, ante la próxima liberalización del transporte nacional de viajeros, que tendrá lugar a finales de este año, los cánones son un instrumento fundamental para estimular la demanda y el progresivo aumento de la actividad.

A este respecto, el organismo regulador estima que el hecho de que Adif y Adif Alta Velocidad sean los encargados de aprobar los cánones ferroviarios era un cambio necesario, aunque, a su jucio, «una regulación de los cánones ferroviarios es uno de los aspectos que deben abordarse para reducir las incertidumbres para las empresas ferroviarias».

Pese a que su valoración general es buena, la CNMC señala que sigue sin implementarse la estrategia indicativa y el convenio entre Adif y Adif Alta Velocidad y el Ministerio de Fomento, ya que son mecanismos son esenciales para asegurar la estabilidad de los cánones en el medio y largo plazo.

Además, la CNMC considera que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana debería unificar las normas que se aplican a todas las instalaciones y servicios ferroviarios y reitera que las sanciones de entre 751 y 6.300 euros previstas en la Ley del Sector Ferroviario son insuficientes para que pueda hacer cumplir sus resoluciones de forma eficaz.