La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha dado entrada a lo largo del pasado mes de agosto a la notificación de la adquisición de control exclusivo de Comsa Rail Transport por parte de TFH, filial de SNCF Fret.

Ahora, el organismo regulador analiza esta operación empresarial en primera fase, con el fin de determinar si la compra del operador ferroviario privado español por los ferrocarriles públicos franceses supera el umbral del 30% en el segmento de transporte ferroviario de mercancías, algo que, a la vista de los volúmenes del sector, no parece posible.

En este sentido, la facturación de Comsa Rail Transport alcanza los 32 millones de euros, mientras que su actividad supone la puesta en circulación de 19.200 trenes en 2017, frente a los 8.400 que tenía el operador ferroviario privado en 2013.

Así mismo, según los últimos registros del Instituto Nacional de Estadística, Renfe copa el 70,02% de la cuota de mercado del transporte ferroviario de mercancías en España durante el primer trimestre de 2018, por lo que respecta a los volúmenes de mercancías movidas en el período.

La aprobación definitiva de esta adquisición por la CNMC es condición indispensable para Comsa Rail Transport pase a ser propiedad de manera definitiva de SNCF y adopte la denominación de Captrain España.