Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar ha registrado ante la Unión Europea alegaciones a la propuesta de reglamento sobre la actualización del Régimen de Comercio de Derechos de Emisión (RCDE), ante los efectos que su aplicación pueda tener en un sector como el transporte marítimo.

En ese sentido, el sindicato advierte de la posible merma de competitividad de los puertos frente a otros del entorno que no forman parte de la UE, la pérdida de influencia internacional de los mismos al perder transbordos, así como de su impacto negativo en el empleo y en la economía española.

No obstante, el documento de alegaciones recoge también que el Pacto Verde Europeo supone una iniciativa ambiciosa de transformación económica y social que camina hacia un desarrollo más sostenible, justo e integrador, una visión que la organización sindical valora muy positivamente.

Sin embargo, aunque se estima que la medida globalmente es positiva, no alcanza el mismo sentido al transporte marítimo internacional, ya que supondría la destrucción de miles de puestos de trabajo y una mayor dependencia exterior de la Unión Europea.

En el escrito de alegaciones se recuerda que el sistema portuario español ocupa el noveno puesto en conectividad mundial del transporte marítimo y el tercero a nivel europeo, según la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Comercio y Desarrollo.

El transbordo es un tráfico clave para los puertos españoles

Asimismo, se destaca que el volumen de mercancías manipulado en transbordo en los puertos españoles de Algeciras, Valencia, Barcelona y Las Palmas, al estar conectados con las principales rutas mundiales de comercio marítimo, acumulan entre los cuatro más de nueve millones de TEUs en 2019 y 2020.

Para el sindicato «el transbordo de mercancías es un tráfico clave para nuestros principales recintos portuarios y la aplicación del reglamento, tanto del ETS como del FUEL EU, situaría la actividad de transbordo de puertos españoles en clara desventaja frente a los puertos extracomunitarios cercanos».

Coordinadora recuerda que los principales puertos españoles compiten con puertos cercanos no pertenecientes al ámbito de la comunidad europea, en consecuencia, «aumentar el coste de las escalas de transbordo en los puertos españoles supondrá una importante pérdida de tráfico por línea y, a medio plazo, la pérdida de inversiones privadas en los puertos».

Por ello, desde Coordinadora se considera que «ignorar en el sector marítimo el papel de la actividad de los puertos vecinos no pertenecientes al espacio comunitario, a la hora de definir las políticas de carbono de la UE, podría tener un fuerte impacto económico y laboral», concluye.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px