Coordinadora ha mostrado su rechazo «más contundente» a una reforma de la ley articulada «de manera unilateral» que sólo logrará la «desestabilización» de los puertos.

El sindicato hace referencia al texto articulado de reforma de Ley que ha elaborado Puertos del Estado, como consecuencia de la sentencia del Tribunal del Luxemburgo, que «hipoteca» el futuro de los estibadores portuarios y desestabiliza el sector.

«Estupefactos. Así nos hemos quedado ante la actitud del presidente de Puertos del Estado, que nos informa de que acudirá a Europa a solicitar una ampliación en el plazo para la modificación de la legislación y que esta se hará de manera consensuada con los agentes sociales, y lo que hace es presentar un texto articulado de reforma de la Ley elaborado de manera unilateral», ha afirmado Antolín Goya, coordinador general de la Coordinadora Estatal de Estibadores Portuarios.

Desde el sindicato se ha calificado de «impresentable» ya que, «de nuevo, cuando se tiene la oportunidad de hacer una defensa seria y rotunda de un sistema portuario eficiente y competitivo, se desaprovecha y se vuelva a poner en tela de juicio el trabajo de unos profesionales responsables, formados e implicados en el crecimiento del sector».

Por ello, la organización de estibadores ha convocado asambleas en todos los puertos españoles para las 14.00 horas del 19 de febrero, mientras que el viernes 20 se reunirán a sus responsables de zonas con su coordinador general para orquestar medidas contra una «reforma intolerable».

Además, se ha escrito a la ministra de Fomento, Ana Pastor, para solicitar con carácter de urgencia la reunión a la que «se había comprometido» para negociar la propuesta de modificación de la Ley.

Solución provisional en el puerto de Valencia

Ante esta situación y a la espera de conocer la propuesta de Llorca para adecuar el modelo de estiba español a la sentencia del TJUE, que se presentará ante la Comisión Europea el martes 24 de febrero, la sociedad de la estiba de Valencia ha propuesto a los sindicatos aparcar la negociación por completo del convenio colectivo y las movilizaciones previstas para los próximos días con el objetivo de buscar un acuerdo parcial sobre este asunto, según informa el diario ‘Las Provincias’.

En concreto, desde la sociedad se considera que actualmente no es el mejor momento para firmar un convenio, debido a los posibles cambios que se pueden producir en los próximos meses como consecuencia de la aplicación que haga finalmente el Gobierno español de dicha sentencia al modelo actual.

Por ello, las empresas han propuesto una solución transitoria, que implicaría posponer la firma del convenio y alcanzar un «pacto de empresa» en el que se reconozcan los acuerdos ya alcanzados entre Sevasa y los sindicatos. Se dejarían por discutir las cuestiones por las que los sindicatos han convocado varias huelgas y movilizaciones, como el reconocimiento de las tareas complementarias.