Los precios del transporte marítimo entre China y la costa oeste de Estados Unidos se han incrementado en un 14% hasta los 5.650 dólares/FEU, un 250% por encima de la misma época del año anterior.

Por su parte, entre China y la costa este de Estados Unidos han repuntado un 13% hasta los 7.435 dólares/FEU, y se encuentran un 174% por encima del nivel alcanzado para las mismas fechas de 2020.

La fuerte demanda y los consiguientes retrasos, sumado a la falta de equipos disponibles, han impulsado las tasas de carga a nuevas cotas en las principales rutas comerciales una vez más en la última semana.

Además, cerca de un 40% de los contenedores no están partiendo hacia su destino en la fecha prevista, lo que está llevando a los cargadores a abonar cantidades extra para poder asegurar el embarque de sus mercancías.

Los precios en las conexiones desde Asia hacia Estados Unidos se han incrementado en más de un 13% y avanzan hacia nuevas cotas tanto en la costa este como en la oeste, mientras que en las líneas entre Europa y Norteamérica han crecido un 23% hasta los 4.299 dólares/FEU, prácticamente el doble que hace seis semanas.

Importaciones en EEUU

Una vez más, las últimas previsiones muestran que las importaciones en EEUU no disminuirán. Los volúmenes del mes de mayo estarán apenas un 2% por debajo del nivel récord alcanzado en marzo, situándose las importaciones de junio un 16% por encima de las del mismo mes de 2019.

La demanda y las tasas desde Asia hacia el norte de Europa y el Mediterráneo, donde los precios se mantuvieron en la última semana estables pero cercanos a niveles récord, con un incremento del 469% respecto al año anterior, no empezarán a reducirse hasta después del tercer trimestre como mínimo.

La fuerte demanda y la escasa capacidad también continúan manteniendo los precios de la carga aérea desde Asia a un nivel extremadamente elevado. A esto se añadirá la cuarenta de dos semanas de muchos pilotos de China Airlines tras un brote de Covid, que contribuirá a reducir aún más la capacidad.