La Autoridad del canal de Suez parece haber aprendido la lección que ha supuesto el colapso creado por el encallamiento del ‘Ever Given‘ en la vía el 24 de abril y las consecuencias que tiene cualquier incidente de este tipo en su actividad.

En este sentido, los responsables de la infraestructura han anunciado a mediados de mayo un programa de dragado y ampliación destinado a mejorar la capacidad del canal.

La intención de la Autoridad del canal es profundizar la entrada sur del canal y extender la doble canalización en la parte central de su sistema de canales y hacia el sur, como una extensión de la ampliación completada en 2015.

Con esta iniciativa, Egipto busca adaptar el tamaño de la vía a la imparable tendencia hacia el uso de megaportacontenedores en las rutas intercontinentales, que utilizan masivamente el canal en los flujos que unen Asia con Europa y la costa este del continente americano.

Así mismo, en el proyecto también juega un papel importante las presiones que se producen en los países árabes del entorno para que Egipto garantice el correcto funcionamiento de una infraestructura crucial no solo para la economía de la zona, sino para todo el conjunto del planeta.