El cierre definitivo de las cifras del ejercicio 2021 del puerto de Gijón en lo que al movimiento de mercancías se refiere recoge una muy ligera variación al alza sobre el dato conocido a finales de diciembre.

En concreto, se han manipulado un total de 16.647.159 toneladas durante el año pasado en las instalaciones portuarias, lo que supone un incremento del 3,35% sobre el tráfico correspondiente a 2020.

Tal como ya se había adelantado, es reseñable el incremento de carbón siderúrgico y mineral de hierro a través de la terminal EBHI, habiéndose superado en este ámbito los nueve millones de toneladas.

Por contra, se ha registrado un acentuado y constante descenso del tráfico de carbón térmico debido al proceso de descarbonificación en curso.

Además, el Consejo de Administración ha valorado el creciente interés de varias empresas de ingeniería y bienes de equipo por las instalaciones y la superficie portuaria para la fabricación y transporte de distintos soportes para la generación de energía eólica.

Ya se han registrado dos solicitudes de Zima y Duro Felguera en los terrenos de la ampliación portuaria con este objetivo, que están siendo analizadas, en una fase inicial, por distintos servicios portuarios, para evaluar su repercusión sobre la actividad portuaria y la economía de su entorno.