Después de haber alcanzado su nivel máximo en los últimos dos años la semana pasada, las tasas de carga entre China y la costa oeste de Estados Unidos se han reducido un 2% en la última semana, llegando a los 2.753 dólares/FEU, lo que supone un incremento del 72% respecto a las mismas fechas del año anterior.

Por su parte, los precios entre China y la costa este han caído un 3% hasta los 3.353 dólares/FEU, situándose un 17% por encima del nivel del año anterior, según el Freightos Baltic Index, FBX.

La demanda ha repuntado en el mes de junio, por lo que se esperan menos cancelaciones de escalas por parte de las navieras en julio. En el caso de The Alliance, ha restablecido algunas de sus conexiones entre Asia y Europa, además de sumar dos buques a las líneas entre China y el noroeste del Pacífico.

El aumento de los volúmenes está siendo positivo para toda la cadena de suministro, y en el caso de las importaciones de Estados Unidos, se han incrementado un 10% en el sexto mes del año respecto a mayo.

No obstante, en junio se ha situado aún un 6% por debajo del nivel del año anterior y se espera que siga debilitado entre los meses de julio y octubre, pese a que en esas fechas suele aumentar considerablemente.

Tasas extremadamente altas

En cualquier caso, los volúmenes y la capacidad disponible aún no han alcanzado un equilibrio, lo que mantiene las tasas en un nivel extremadamente alto a pesar del descenso del tráfico. De hecho, algunas navieras están cobrando un extra a los clientes para garantizar que sus envíos salgan en el momento previsto.

La última vez que las tarifas alcanzaron un nivel similar fue en noviembre de 2018, cuando los importadores de Estados Unidos trataron de realizar los máximos pedidos posibles antes de que entraran en vigor los aranceles a productos chinos. Aun así, los precios entre China y la costa oeste de Estados Unidos por FEU estaban entonces un 7% por debajo de los niveles de esta semana.

Teniendo en cuenta el aumento de contagios de Covid-19 en EEUU y el aumento de las restricciones, unas tasas de carga tan elevadas pueden ser sinónimo de la urgencia por realizar todos los envíos mientras sea posible.