Superada la crisis y retomada la normalidad en el paso del Canal de Suez, llega el momento de determinar las responsabilidades por el bloqueo que puso al borde del colapso a una parte importante del comercio internacional durante seis días de finales del pasado mes de marzo.

Así pues, una vez que se consiguió desencallar el ‘Ever Given’ y llevarlo con garantías al ensanchamiento de la vía que se produce en el Gran Lago Amargo, ahora la Autoridad del Canal de Suez retiene el portacontenedores, con el visto bueno de las autoridades judiciales locales, que habrían solicitado una indemnización de 900 millones de dólares, 752 millones de euros al cambio, aproximadamente, a la propietaria del navío por las pérdidas generadas a la infraestructuras, así como por los trabajos de liberación del buque.

Al parecer se están produciendo diferencias en relación con la determinación de las responsabilidades, ya que, además, parece ser que un grupo asegurador habría ofrecido abonar una cantidad que la Autoridad del Canal de Suez habría rechazado.

En paralelo, la propietaria del buque habría pedido a los propietarios de la mercancía que transporta el ‘Ever Given’ que abonasen la fianza de dos millones de dólares, 1,67 millones de euros al cambio y equivalentes al 10% del valor total de la carga a bordo, que habría que dejar en depósito para permitir que el buque acabe la singladura suspendida en Suez.

Ahora, las pesquisas se centran en determinar si el viento causó el encallamiento, con lo que se podría demostrar que existió una causa de fuerza mayor en la navegación y diluiría las responsabilidades del bloqueo, a efectos del pago de las indemnizaciones.

CdS suscribete-maritimo-900