El operador de entrega ultrarrápida Getir aterrizó en verano en España tras la compra de la start-up barcelonesa Blok, con un total de 24 almacenes, 13 de ellos situados en Madrid y otros seis en Barcelona y cinco en Alicante.

De origen turco, es un claro exponente del sistema ‘dark store‘, pues no cuenta con tienda física pero utiliza estas instalaciones repartidas por las dos principales ciudades del país para el reparto de pedidos de supermercado.

Los mozos de almacén preparan las compras de los clientes en estos centros para que sean posteriormente entregadas por los ‘riders‘, con la promesa de completar el envío en aproximadamente 10 minutos, utilizando para ello bicicletas y motos eléctricas.

Uno de los puntos clave de su crecimiento en el país está siendo la oferta de condiciones laborales óptimas a sus repartidores, que son contratados con estatus de empleados. Esto le ha permitido captar ya a numerosos trabajadores que anteriormente se encontraban en las filas de otros servicios de ‘delivery‘.

En la actualidad, cuenta con unos 1.000 trabajadores en el país, entre repartidores, personal administrativo y empleados de los almacenes, y su intención es seguir creciendo a lo largo de 2022, con nuevas instalaciones en otras zonas de España. Además, está presente en otros países europeos, como Francia y Alemania, y acaba de desembarcar en Estados Unidos.

Su principal competidor en el ámbito de las ‘dark stores‘ es Gorillas, de origen alemán, que llegó a España en junio y ya opera en ciertos distritos de Madrid, Barcelona, Valencia y Alicante.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px