El Consejo de Ministros celebrado esta misma semana ha dado su visto buenopara la contratación de la finalización de los trabajos correspondientes al muelle de Raos 9, dado que constituye una obra necesaria dentro del esquema de ampliación del puerto y mejora del servicio a los operadores del enclave.

Pese a ello, la Autoridad Portuaria estima que estos trabajos tendrían que haber terminado en 2018 si no se hubiese producido un desacuerdo por sobrecostes entre la constructora adjudicataria y el puerto.

Así mismo, frente a la lentitud de la tramitación administrativa de estas labores, los responsables del enclave cántabro tienen previsto iniciar de inmediato el proceso de licitación de la obra, para el que tiene consignados sus fondos propios, derivados de su actividad económica.

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Santander acordó hace aproximadamente un año la aprobación económica que finalizaba la tramitación administrativa y se aseguraba la reserva de los fondos propios del organismo para dedicarlos a esta inversión.