Diversas asociaciones empresariales han venido detectando con indignación diversos incumplimientos de las medidas legales introducidas para facilitar la labor de los transportistas en pleno estado de alarma.

Esta situación, extensible a gasolineras de todo el país, áreas de carga y descarga, así como a estaciones de servicio, supone un grave condicionante para profesionales que están poniendo en juego sus vidas para que no exista desabastecimiento de productos de primera necesidad en el país.

Ante esta situación, el Ejecutivo ha insistido públicamente en la necesidad de facilitar la labor de los conductores profesionales de camión y ha dado instrucciones a los cuerpos y fuerzas de seguridad de todo el país para que vigilen el cumplimiento de estos extremos.

En este mismo sentido, la Dirección General de Transporte Terrestre ha remitido la orden a las principales asociaciones de cargadores, a las áreas de servicio con concesiones de la Dirección General de Carreteras, a los principales suministradores de combustible y a la Guardia Civil y a las Policías Autonómicas instrucciones para que hagan cumplir estos servicios, como recuerdan desde CETM.

De igual manera, la Guardia Civil de Tráfico y las policías autonómicas también tienen instrucciones de vigilar el cumplimiento de las prescipciones legales y adoptar medidas para hacerlas cumplir, tal y como explica Fenadismer.