En enero de 2018 se batirá un récord en las entregas de portacontenedores, teniendo en cuenta que varias navieras recibirán hasta siete megabuques con capacidad para entre 19.000 y 21.000 TEUs. Este mes marcará la pauta para el resto del año, cuando se espera la llegada del mayor número de ‘Ultra Large Container Ships’, ULCS, hasta la fecha, todos ellos entre los 14.000 y los 21.000 TEUs.

Muchas navieras han tomado medidas para reducir el impacto negativo de este tonelaje adicional, retrasando las entregas de algunos buques hasta el 2019. Entre ellas se encuentra Cosco, que ha aplazado la llegada de 10 de los 28 portacontenedores de esta clase que iba a recibir a lo largo del año.

Por su parte, Yang Ming ha retrasado la entrega de tres embarcaciones de 14.000 TEUs hasta el próximo ejercicio. Sin embargo, incluso con este tipo de acciones, la capacidad total  de los nuevos buques que entrarán en servicio en 2018 ascenderá a 1,5 millones de TEUs y más del 50% procede de ULCS de entre 14.000 y 21.000 TEUs.

entregas-de-portacontenedores-mensuales

Además, la mayor parte de esta capacidad extra, concretamente 1,2 millones de TEUs, llegará al sector antes de que finalice junio. Este aumento de capacidad, combinado con un descenso en el ritmo de desguace de las embarcaciones más antiguas, supondrá una gran presión para el mercado del transporte de contenedores.

De momento, solamente está previsto que se elimine tonelaje con capacidad para 350.000 TEUs en el año 2018, por debajo de los 665.000 TEUs de 2016 y los 422.000 TEUs de 2017.