En el rosario de tumbos que viene dando desde hace largo tiempo el V Acuerdo Marco de la estiba portuaria se está a punto de dar un nuevo paso que habrá de marcar su inmediato devenir.

Respecto del acuerdo alcanzado por sindicatos y la patronal de la estiba Anesco, ratificado la semana pasada y bienvenido por Puertos del Estado, el texto estaría siendo revisado por el Ministerio de Trabajo antes de ser remitido a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia para que lo analice a la luz de las normas españolas y europeas al respecto durante las próximas semanas.

Esta vez, la propia CNMC habría tenido una participación indirecta en las negociaciones y limitada en todo caso, a través de algunos representantes, a verificar si los pactos negociados se atienen a los criterios fijados por Competencia.

Como en ocasiones anteriores, subrogación y formación de los trabajadores de la estiba suponen los principales puntos de fricción en una negociación extenuante, aunque en este caso parece que todo debería estar adaptado al marco legal, con el fin de evitar nuevos problemas que retrasarían una regulación fundamental para mejorar la competitividad del sistema portuario español.

Si Competencia finalmente le diera el plácet al acuerdo, se remitiría al Consejo de Ministros para su aprobación definitiva.