La Autoridad Portuaria de Barcelona ha inaugurado un nuevo escáner para contenedores con las últimas tecnologías de inspección no intrusiva, que ha supuesto una inversión de dos millones de euros.

Rápido y eficiente, permite agilizar las operativas de exportación e importación. Su puesta en marcha muestra el compromiso del puerto y de la Aduana de Barcelona con su comunidad portuaria, ya que ofrece más fiabilidad y calidad en el escaneo, mejorando el servicio a las empresas de transporte, operadores y terminales.

Se trata de una unidad móvil Rapiscan Eagle M60, equipada con un sistema de rayos X montado sobre un brazo extensible, capaz de inspeccionar contenedores sobre camiones y otros tipos de vehículos de hasta 3,6 metros de ancho y cinco metros de altura, sin límite de longitud.

El nuevo escáner, con una gran potencia que le permite generar rayos x de alta penetración, incorpora un software de análisis de imágenes específico, que garantiza la máxima fiabilidad y calidad, diferenciando claramente entre los diferentes materiales del contenedor y facilitando la separación de los objetos.

Además, cuenta con un sistema de reconocimiento automático de los códigos de los contenedores y un lector de matrículas. También puede ser operado en remoto y compartir de manera simultánea las imágenes con los responsables de Servicios de Inspección Aduaneros, tanto los ubicados dentro del puerto como en otros lugares.

Servicio 24 horas

Esta tecnología permitirá a la Aduana ofrecer un servicio de escaneo las 24 horas durante los siete días de la semana desde la sede del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales, situada en Madrid.

Por potencia de escaneo, el nuevo escáner es el único de estas características en todo el sistema portuario español. En consecuencia, el puerto sido designado para realizar el piloto del servicio remoto de inspección.

Instalado en el Muelle Álvarez de la Campa, donde estaba funcionando el anterior escáner, puede conectarse a una fuente eléctrica externa, con cero emisiones mientras se encuentra operativo.

Durante los últimos días, se han realizado pruebas reales con camiones cargados para que los técnicos pudieran calibrar y poner a punto el escáner. REM Transports y Armas-Trasmediterránea, que utilizan el servicio regularmente, han cedido sus vehículos tanto para realizar estas pruebas como para la formación técnica de los profesionales.