presentacion-indicadores-de-competitividad-del-observatorio-de-la-logistica-2017

Cimalsa ha presentado un análisis del contexto socioeconómico de Cataluña.

En 2016, se ha registrado en Cataluña una disminución del número de parados en el sector del transporte y almacenamiento del 14%, pasando de 16.010 personas a 13.765, una tendencia iniciada en 2014 que muestra la reactivación del sector logístico en Cataluña y su peso en la economía catalana.

Esta es una de las conclusiones de la XII Edición de los Indicadores de Competitividad del Observatorio de la Logística, presentado por Cimalsa, que recoge un análisis del contexto socioeconómico de Cataluña.

Para ello, se han recabado diferentes datos del sector, que supone un 26% del total de autónomos de la región, situándose un 4% por encima del porcentaje de autónomos del resto de sectores.

Aumento del transporte ferroviario, terrestre y aéreo

Así, las cifras muestran que en 2016 se ha producido un aumento de la cuota ferroviaria de acceso al puerto de Barcelona cercano al 10%. Destaca especialmente la consolidación del tráfico de contenedores movidos por ferrocarril, que se ha multiplicado por cuatro desde 2007.

Además, la cuota ferroviaria de acceso al puerto de Tarragona ha crecido un 1,5% entre 2015 y 2016. Por su parte, el transporte por carretera sigue siendo el modo mayoritario en la Comunidad Autónoma, con un total de 278 millones de toneladas movidas y un aumento del 1% respecto a 2015.

En cuanto al transporte marítimo, acumula 80,4 millones de toneladas, lo que supone un descenso del 1%. En este sentido, los datos del puerto de Barcelona en 2017 muestran un crecimiento del 20% en el volumen de mercancía transportada. Mientras, el transporte aéreo ha aumentado un 13% en 2016 y el ferroviario ha crecido un 1%.

Aunque en 2015 el transporte europeo fue el más beneficiado por el aumento del volumen de mercancías del 11%, en el último año el tráfico interno ha sido el que más ha crecido, concretamente un 3,2%, alcanzando una cuota del 45% del total de toneladas movidas en la región.

En el primer trimestre de 2017, se ha registrado un incremento del 7,4% en el volumen de mercancías transportadas y la carga de los flujos interregionales ha repuntado un 2,6%.

Crecimiento de las exportaciones e importaciones

En lo que respecta a la balanza comercial, los Indicadores muestran que las exportaciones catalanas han crecido un 4% en valor entre el año 2000 y el 2016, y las importaciones, un 3%. En el último ejercicio, resalta la evolución del transporte de vehículos y componentes, que ha avanzado un 6%, y la de las exportaciones de productos alimentarios y bebidas, con un 7,4%.

También se han presentado ya los Indicadores de Sostenibilidad 2016, que reflejan que el gasoil cuenta con una cuota de mercado del 79% en el mercado de combustibles, seguido de la gasolina, con un 16%, aunque ambos presentan una tendencia a la baja del 1% y el 4% respectivamente. Por su parte, los combustibles alternativos están aumentando, especialmente el Gas Licuado de Petróleo y el Gas Natural Vehicular.

Respecto al e-commerce, según las cifras registradas, en 2016, más de un 30% de la población catalana ha realizado alguna compra por esta vía, lo que supone un incremento del 14%. Por último, en relación a la logística urbana, el transporte de mercancías supone el 21% del tránsito total de vehículos en Barcelona, lo que se traduce en 435.000 desplazamientos diarios en 2015.