La Autoridad Portuaria de Baleares se encuentra en plena elaboración de su Plan Estratégico, que afecta a los puertos de Palma, Alcudia, Mahón, Ibiza y la Savina, así como a los 34 faros y más de 25 balizas de litoral que gestiona. Este documento, con un horizonte de cinco a diez años, aspira a integrarse en el sistema de planificación definido por el Marco Institucional y Estratégico del Sistema Portuario Estatal.

En él, se definirá el papel que deben tener estas infraestructuras, donde se prestan servicios vitales para las conexiones marítimas y el abastecimiento de las islas, y se desarrollan actividades turísticas y socio-económicas, de reparación y mantenimiento, o de pesca.

Así, se pretende diseñar una estrategia teniendo en cuenta todos los factores clave que pueden incidir, ya sean socio-económicos, tecnológicos, o medioambientales. De esta manera, se podrá mejorar la calidad y eficiencia de los servicios que se prestan en los puertos, manteniendo la capacidad de autofinanciación actual, y respetando el valioso entorno portuario, con la previsión suficiente para afrontar retos futuros.

Entre 2018 y 2019, se recogieron los resultados del análisis y diagnóstico preliminares, para posteriormente presentarlos a los grupos de interés de cada una de las islas. Además de numerosas entrevistas y reuniones con la comunidad portuaria, se creó un canal de comunicación electrónico, que ha permitido informar del avance de los trabajos y recibir aportaciones de cualquier interesado.

Gracias a ello, está finalizando ya la segunda fase de elaboración del Plan Estratégico, con la formulación y despliegue de la estrategia de cada puerto. La Autoridad Portuaria ha puesto a disposición pública los documentos para conocer las distintas opiniones, sensibilidades, sugerencias y enfoques. Los interesados tienen de plazo hasta el día 9 de marzo.,