Más de un año después desde que se produjera el primer suministro eléctrico a un buque en el puerto de Almería, la instalación ha acogido la segunda operación de este tipo en su historia.

En agosto de 2020 fue el ferry ‘Volcán de Tijarafe‘ de la Naviera Armas el que hizo uso de la energía eléctrica en esta instalación para el mantenimiento de sus motores auxiliares. En septiembre de 2021, el ‘Ciudad de Ibiza’ de Trasmediterránea ha seguido sus pasos durante su estancia en el puerto almeriense.

Así, el buque ha recibido suministro eléctrico desde tierra para sustituir a los motores auxiliares con los que normalmente atiende sus necesidades básicas en el Muelle de Ribera.

En este contexto, la Autoridad Portuaria realizó el año pasado un estudio sobre la viabilidad de suministro eléctrico a buques durante su estancia en las dársenas portuarias.

En él, se han tenido en cuenta aspectos relacionados con la viabilidad ambiental, como la reducción de emisiones y de ruidos, y con la económica, como la inversión necesaria para atender la demanda de las navieras.