El puerto de Barcelona acogerá el próximo año la 14ª edición de la feria ‘Cool Logistics’. El anuncio se ha hecho en la última jornada de la edición de este año organizada por el Puerto de Róterdam.

La institución catalana será el enclave anfitrión de una de las principales citas a nivel europeo del comercio de productos perecederos, logística, carga refrigerada y profesionales de la cadena de frío, que ya se celebró en 2019 en Valencia.

Para la cadena de frío el puerto barcelonés cuenta con un centro de producción y consumo con tráficos de importación y exportación equilibrados, dos terminales de contenedores y una polivalente equipadas con más de 3.500 conexiones frigoríficas, conexiones semanales entre los mercados de origen y de destinación y con el hinterland a través de servicios ferroviarios.

La dársena catalana encabeza este tipo de tráfico en el Mediterráneo, para ello su Punto de Inspección en Frontera (PIF) ha estado implantando mejoras operativas para agilizar al máximo el paso de productos frescos por sus instalaciones.

Cool Logistics tiene experiencia en la organización de acontecimientos internacionales desde 2009 en varios países de África, América, Asia y Europa.