El puerto de Barcelona proyecta un nuevo espacio para contenedores en la ZAM

El puerto de Barcelona proyecta un nuevo espacio para contenedores en la ZAM.

El Consejo de Administración del puerto de Barcelona celebrado este miércoles 30 de noviembre ha adoptado varios acuerdos relativos a la construcción de la ampliación del Muelle Adosado y a la modificación del Plan especial de la ZAL en el Prat de Llobregat.

La UTE formada por Acciona Infraestructuras y Copcisa se ha adjudicado las obras de ampliación del muelle Adosado relativas a la 2ª Fase B, por un importe de 23,4 millones de euros. La actuación consiste en la construcción de un nuevo tramo de 290 metros de longitud y un calado operativo de 16 metros. Las obras tendrán un plazo de ejecución de 22 meses y permitirán la ampliación de la instalación multipropósito Terminal Port Nou, especializada en carga general y contenedores.

El traslado hacia el sur del muelle Adosado de Terminal Port Nou, que ahora será ampliada, permitió liberar un espacio para la Terminal E de cruceros, Carnival Corporation es el responsable de la construcción de la terminal y se encargará de su gestión.

Modificación del Plan de la ZAL

Por otra parte, el puerto de Barcelona ha aprobado proponer al Ayuntamiento del Prat de Llobregat que comience la tramitación para modificar el Plan Especial de Ampliación del Puerto de Barcelona-Zona de Actividades Logísticas (ZAL Puerto).

El cambio pretende ampliar y potenciar la futura Zona de Actividades Mixtas (ZAM), que con la nueva ordenación se incrementaría en más de 39.000 m², hasta alcanzar un total de 87.699 m².

La Zona de Actividades Mixtas es un área, dentro de la ZAL Prat, que combina varios usos: la actividad logística, comercial, el establecimiento de oficinas y el uso cultural y docente para actividades de formación relacionadas con la logística. Está orientada a la implantación de actividades de gran tamaño que, por sus características funcionales, requieren de grandes piezas de suelo y de edificaciones muy grandes.

Además de un incremento de las zonas verdes, el proyecto del puerto propone que un total de cinco parcelas pendientes de desarrollar tengan autorización para almacenar contenedores, de manera que puedan desarrollar actividades de carga y descarga asociadas a determinadas actividades económicas.