colas-de-camiones-en-el-puerto-de-barcelona

Antes de acceder a la terminal, los transportistas tendrán que reservar una franja horaria.

La Autoridad Portuaria de Barcelona acaba de presentar el nuevo sistema de reservas ‘BCN Port Booking System, que facilitará el acceso de los camiones a las terminales de contenedores y se implantará inicialmente en las instalaciones de Best y APM Terminals, y posteriormente en la Terminal Port Nou. 

Consiste en la reserva previa o asignación de ventanas de tiempo específicas para la entrega o recogida de contenedores, con el fin de planificar la llegada de camiones al recinto portuario. El modelo ya ha sido implantado en otros puertos, como el de Felixstowe o el de Hamburgo, contribuyendo a la mejora de las operaciones terrestres.

Además, permite dar respuesta a algunos de los retos derivados de las nuevas tendencias en el sector marítimo, como el aumento del tamaño de los portacontenedores o la reducción de servicios marítimos como consecuencia de la concentración de las navieras en alianzas.

Todo esto conduce a operativas de grandes volúmenes en muy pocas horas, que suponen todo un desafío para las terminales y para el transporte terrestre. En concreto, en el puerto de Barcelona, son cada vez más habituales las operaciones que incluyen más de 6.000 movimientos de contenedores por escala.

Funcionamiento y fases

Antes de acceder a una terminal del puerto catalán, los transportistas tendrán que reservar una franja horaria. Los usuarios del ‘Port Community System‘ lo podrán hacer a través de sus aplicaciones y el resto, en la web de ‘BCN Port Booking System‘, a la que podrán acceder a través de la del puerto.

En todos los casos, podrán conocer los tiempos estimados de acceso a las terminales, así como su disponibilidad y capacidad operativa. También podrán consultar el estado de sus reservas y contarán con un sistema de evaluación personalizado para realizar valoraciones en esta primera fase.

A partir del 17 de septiembre, el sistema de reservas será obligatorio para la introducción de la fecha y la hora, pero no habrá consecuencias en caso de error. Si el transportista no realiza la reserva de forma correcta, recibirá una notificación pero será igualmente atendido.

En la segunda fase, se abrirá un periodo de análisis de la información generada en las reservas previas y se seguirá avanzando a nivel operativo hacia la fase final, en la que las terminales establecerán una capacidad determinada para cada franja horaria.