El puerto de Barcelona, APM Terminals Barcelona, Applus Idiada, HAM y Naturgy han concluido recientemente el proyecto piloto para probar la viabilidad del gas natural como combustible en maquinaria portuaria.

Mediante la iniciativa se ha transformado una straddle carrier de APM Terminals Barcelona para su uso con gas natural.

El ensayo ha permitido constatar una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con las máquinas que funcionan con diésel, así como una reducción del consumo de combustible de un 11%, lo que puede ser un estímulo económico para la transformación o compra de nuevas máquinas que funcionen a gas natural.

El proyecto de transformación de la straddle carrier a gas natural, que se inició en enero de 2016 y que ha contado con un presupuesto de 1,22 millones de euros, se engloba dentro del proyecto CORE LNGas hive, coordinado por Enagás.

Dentro de las actividades del proyecto de transformación de la straddle carrier, Applus Idiada se ha encargado de modificar el motor diésel para su uso con gas natural, mientras que Grupo Ham ha instalado el depósito de GNL de 600 litros, así como todo el sistema de tuberías para alimentar el motor transformado.

De igual manera, esta misma compañía se ha encargado también de los repostajes de GNL usando una nueva estación de servicio móvil para el suministro del combustible, desarrollada para operar en distintas ubicaciones con todas las medidas de seguridad.

Al tiempo, Naturgy ha llevado a cabo el estudio de logística de suministro de GNL, tanto a nivel técnico como económico y APM Terminals Barcelona se ha encargado del ensamblaje y puesta en marcha de la straddle carrier transformada, sin afectar a la operativa de la terminal ni aumentar los riesgos para los trabajadores portuarios, con el puerto coordinado el proyecto, tanto técnica como económicamente.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px